Members of HM CINAC participate in the XIV Pan-American Neurology Congress

Hasta el 4 de noviembre en Cancún tiene lugar el XIV Congreso Panamericano de Neurología, auspiciado por la World Federation of Neurology. En él participan como ponentes el Dr. José Obeso, director del Centro Integral en Neurociencias A.C HM CINAC y el Dr. Raúl Martínez, neurólogo de su equipo, ambos dentro del bloque “Neurología funcional de los trastornos del movimiento y ultrasonido focal de alta frecuencia (HIFU): opciones e indicaciones”.

​”Los trastornos del movimiento son alteraciones del control motor en las que, en ausencia de déficit de fuerza, los movimientos son escasos y lentos (parkinsonismo) o excesivos e inadecuados (discinesias). En general, se relacionan con anomalías en circuitos neuronales de los ganglios basales y sus conexiones con la corteza cerebral y el tronco encefálico. Pero en verdad, los trastornos del movimiento no son siempre secundarios a disfunción de los ganglios basales”, explica el Dr. Obeso.

Actualmente en España, la incidencia de enfermedad de Parkinson es aproximadamente de 10-20 casos de cada 100.000 personas frente a los 180 casos entre 100.000 de temblor esencial. “Sin embargo -afirma el Dr. Obeso- acuden menos pacientes a consulta con temblor esencial, ya que el número de personas a las que afecta gravemente su calidad de vida es menor”.

Además, existen otros trastornos del movimiento, como distonía, enfermedad de Huntington, ataxias, mioclonias, etc., aunque son menos frecuentes. Los tics son también muy comunes, pero la población y algunos médicos no los reconocen como trastorno neurológico.

 

Tratamientos actuales

El tratamiento esencial para la enfermedad de Parkinson consiste en reponer el déficit de dopamina que caracteriza la enfermedad, lo cual se consigue con el uso de fármacos que facilitan la síntesis de dopamina (levodopa) o con fármacos que imitan la acción de la dopamina (agonistas dopaminérgicos). El Dr. Obeso señala que “el principal reto que tenemos frente a la enfermedad de Parkinson es definir los mecanismos que dan lugar a la muerte neuronal para detenerla”.

Por otra parte, añade el neurólogo, la farmacología del temblor esencial está menos desarrollada, en parte porque, como se ha dicho anteriormente, el número de pacientes que buscan ayuda es menor. En general, se trata con fármacos que bloquean el sistema simpático a nivel del sistema nervioso periférico y con fármacos que reducen la excitabilidad cerebral, por ejemplo, primidona, gabapentina, etc.

 

El papel del HIFU

A través del HIFU (High Intensity Focused Ultrasound) y con el diagnóstico por imagen mediante resonancia magnética, este tratamiento permite destruir células por elevación de la temperatura mediante la aplicación de un haz de ultrasonido de alta frecuencia y alta energía.

“En este sentido, la principal ventaja del HIFU es que no hace falta realizar ningún abordaje intracraneal. Durante el tratamiento se puede observar si la diana y el efecto son los adecuados, al mismo tiempo que se pueden realizar correcciones para mejorar la efectividad y reducir efectos adversos antes de producir la ablación focal del tejido”, destaca el Dr. Obeso.

En este momento, es un tratamiento sintomático. Esencialmente, reemplaza al tratamiento quirúrgico cuando es suficiente buscar y conseguir un efecto unilateral o hemicorporal. Permite incidir sobre los circuitos neuronales alterados más precozmente al evitar parte de los problemas y complicaciones asociadas a la cirugía. Pero hoy día no existe ningún tratamiento que haga desaparecer una enfermedad neurológica establecida.

“Hasta la fecha, y en poco más de un año, en HM CINAC hemos tratado 24 pacientes con temblor esencial y unos 14 pacientes con enfermedad de Parkinson. En general, los resultados son excelentes. Si bien, el HIFU es una técnica novel, que requiere optimización y que continuará avanzando y mejorando en los próximos pocos años”, asegura el Dr. Obeso.

El experto concluye apuntando que “estamos empezando a investigar a nivel experimental con otros tipos de ultrasonidos, dirigidos a cambiar el proceso de agregación proteica anormal asociado con la muerte neuronal. Este es un campo de enorme desarrollo en el que tenemos grandes esperanzas”.

Ir al enlace adjunto